Viajar sol@ es hacer dos viajes en uno: para conocer el mundo y para conocer tu mundo interior.

He realizado el Camino de Santiago dos veces. Una de ellas con un amigo, y ésta última en «solitario» por primera vez, en septiembre de 2021, durante 20 días.

Son dos experiencias diferentes y he de reconocer que me ha gustado más cuando he ido solo.

Si lo vuelvo a hacer, sin lugar a dudas, iría solo otra vez.

Es una experiencia que engancha.

El Camino de Santiago solo por primera vez, las dudas que nos asaltan.

Déjame que te cuente.

Es normal que le des muchas vueltas a la cabeza si hacerlo o no, a mí también me pasaba, y con más razón si nunca has hecho un viaje solo@ y es tu primera vez.

¿Y si me pasa algo? ¿Qué voy a hacer yo solo tan lejos?

¿Y si no conozco a nadie? ¿Pero habrá más gente que vaya sola?

¿Y si me pierdo?

¿Me gustará estar solo? Seguro que me aburro tanto tiempo, son muchos días.

Estas preguntas, o más bien miedos (porque nuestra mente funciona así y nos bombardea con inseguridades), te van a rondar la cabeza hasta el último momento.

!Siempre vas a tener dudas¡ O te lanzas o no lo vas a hacer nunca, pero no te quedes con las ganas.

El Camino de Santiago, el lugar más seguro del mundo para viajar sol@.

Y no lo digo yo.

España es uno de los países más seguros del mundo y el Camino de Santiago es conocido a nivel mundial, cada día hay miles de peregrinos de todas las nacionalidades recorriéndolo. Millones de personas lo han realizado sin problema alguno, tanto solas como acompañadas.

  • El camino pasa por una gran cantidad de pueblos, no tendrás problema en encontrar cualquier cosa que necesites.
  • No vas a perderte, esta muy bien señalizado y te cruzarás con muchas personas que te marcarán el camino. También hay aplicaciones como Gronze, donde puedes ver por donde va cada etapa.

El único problema que puedes tener es que algún listillo te quite el jabón en los albergues o que no pegues ojo por los ronquidos.

Tienes más posibilidades de salir por tu barrio y que alguien te robe el móvil mañana que haciendo el Camino de Santiago. No he conocido a nadie que haya puesto en peligro su vida en el camino.

¿Es seguro hacer el camino para una mujer?

Silvia (Valencia), Katherin (Holanda) y Greta (Alemania), unas de las tantas mujeres que viajaban solas y que se conocieron en el camino.

La mayoría de personas que hacían el camino en solitario eran mujeres

Así es.

Algo que me llamó la atención es que el 80% de las personas que me encontraba y estaban haciendo el camino solas eran mujeres. Estamos rodeados de prejuicios tontos que nos llenan la cabeza de inseguridades.

Si eres mujer y estas dudando en hacerlo por miedo a que te pase algo, ni lo dudes, cambia el chip, vas a encontrar a un montón de mujeres como tú que viajan solas.

¿Voy a conocer gente haciendo el camino sol@?

Me da la risa.

No vas a conocer a tanta gente en tan poco tiempo como nunca en tu vida.

Te puedo asegurar que todos los días vas a conocer nuevas personas y nuevas historias, vas a hacer amigos de todas las partes del mundo. Gente, que aunque solo las conozcas unos días, te van a dejar huella.

Pensamos que vamos a pasar la mayoría del tiempo solos, pero es todo lo contrario, al final vas a tener que buscar ratos para ti mismo, como hacer una etapa caminando solo o buscar un hueco para leer en silencio.

¿Pero por qué te animo a que lo hagas sol@?

Es una especie de desconexión de la realidad, de evasión de la rutina, es un chute de energía.

Libertad a cada paso que das.

Durante el tiempo que estés haciendo el camino, vas a ser dueño y señor de cada decisión que tomes. No hay tiempo, no hay obligaciones, no hay responsabilidades, no hay preocupaciones del día a día al que estamos acostumbrados.

Tú, y solo tú, decides lo que hacer en cada momento.

Naturaleza en estado puro.

Y es que si eres una persona a la que le gusta la montaña o playa, estar rodeado de naturaleza y disfrutar de unas vistas espectaculares, éste es tu sitio.

El norte de España cuenta con unos paisajes que te dejaran con la boca abierta.

Estás más abierto a conocer gente.

Cuando vamos con personas de confianza solemos crear nuestro propio círculo, es inevitable, y se pierde la chispa de buscar conversación, ayuda o apoyo en otros peregrinos.

Al ir solo, automáticamente tu capacidad de sociabilizarte se amplía de forma natural, aquí reside la esencia del camino.

Una oportunidad para reflexionar.

Vas a tener todo el tiempo que quieras darte para ti mismo y conocerte un poco mejor. El camino es duro, pero muy gratificante, y te ayudará a saber donde están tus límites tanto físicos como mentales.

Aprendemos a estar con nosotros mismos, una meditación personal.

Aumenta nuestra capacidad de resolver problemas.

Mejoramos nuestra toma de decisiones cuando se presenta algún «problema», en cierto modo, todo depende de uno mismo y no hay demasiado espacio para la duda o dejarse llevar por los demás.

Incrementa nuestra seguridad y autoestima, haciéndole frente a nuestros miedos e inseguridades.

Aprendes a vivir con lo mínimo.

Te darás cuenta de que estamos rodeados de una gran cantidad de cosas innecesarias de las que podemos prescindir y que no nos aportan nada en nuestra vida.

El camino te enseña a vivir con lo imprescindible y a valorar las pequeñas cosas, dejando de lado ese consumismo excesivo que nos han implantado.

Mi consejo

Aparta los miedos que te rondan por la cabeza y prepara tu mochila con tu saco de dormir.

Lánzate la aventura.

Una cosa es lo que te imaginas y otra lo que ocurre.

Te aseguro que vas a querer volver a repetir la experiencia.

Por cierto, los caminos más bonitos y espectaculares son el Camino Primitivo y el Camino del Norte. También son los más duros, pero merecen la pena.

Un pensamiento en “¿Por qué debes hacer el Camino de Santiago sol@?

  • Una gran experiencia de vida. Leo tus palabras y vuelvo a trasladarme a esos momentos, a una nostalgia preciosa. Muy recomendable hacerlo sol@, pues has clavado todas las palabras.
    Por cierto, un placer haber compartido parte del Camino contigo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *